Las maravillas culturales que esconde Ámsterdam y que puedes disfrutar alojado en tu hotel Novotel

Ámsterdam cultural

Con más de medio centenar de museos y galerías, Ámsterdam es todo un referente para la cultura en Europa. Un lugar en el que disfrutar con las obras de Van Gogh, emocionarse en la casa de Ana Frank o acercarse a la ciencia en el Museo NEMO. Las opciones son interminables para ponerle un sello cultural a un viaje inolvidable a la ciudad holandesa.

Además de sus canales, las bicicletas, las flores, el sinfín de bares y terrazas para tomar una buena cerveza y el irreverente Barrio Rojo, Ámsterdam rezuma cultura por todos los rincones. El más de medio centenar de museos y galerías con el que cuenta la convierten en un referente a nivel europeo. Todo aquel que viaja a la ciudad holandesa no se puede quedar sin contemplar las obras del genial Van Gogh en el museo que lleva su nombre, las creaciones de Rembrandt en el imponente Rijksmuseum, o disfrutar del arte más vanguardista en el siempre sorprendente Stedelijk. Pero en Ámsterdam también es posible que grandes y pequeños se acerquen al mundo de la ciencia en el Museo NEMO. La urbe ofrece un amplio abanico de opciones que demuestran que en Ámsterdam se mima la cultura, pero además se pone a disposición del visitante para que la disfrute. Para ello tan sólo hay que programar un viaje a esta sorprendente ciudad, un cometido más fácil de lo muchos pueden pensar gracias a la amplia variedad de hoteles en Ámsterdam.
Un viaje por la historia del arte en museos que son un referente
Los amantes de la pintura tienen en Ámsterdam una visita prácticamente obligada. No hace falta que sea una escapada larga, en tres días se puede recorrer perfectamente la ciudad alquilando una bicicleta o en transporte público. Por este motivo no es necesario que el hotel esté en pleno centro de Ámsterdam. Es una urbe fácil de transitar. En ese viaje no puede faltar la visita a los dos edificios que componen el Museo Van Gogh, que reúnen dos centenares de obras del genial artista holandés. Otra parada obligada es el Museo Nacional de Ámsterdam, el mundialmente conocido como Rijksmuseum, un singular espacio que abrió sus puertas en el redondo año 1800 y que alberga obras de los grandes de la pintura holandesa de los siglos XV al XVII como Rembrandt, Jans, Maes, Ruysdael. Además, reúne creaciones de otros pintores foráneos como Goya y Rubens.
Los aficionados al arte contemporáneo tienen la opción de acudir al Stedelijk Museum con una amplísima colección de más de 90.000 obras. Además, las personas que deseen profundizar en la vida y obra de Rembrandt y no se conformen con lo visto en el Rijksmuseum, tienen la oportunidad de visitar la casa en la que el artista vivió entre 1639 y 1659 y que se encuentra en Jodenbreestraat 4, a unos pocos metros del Barrio Rojo.
Una mirada diferente a la vertiente cultural de Ámsterdam
Pero los museos de Ámsterdam no se limitan a disciplinas artísticas como la pintura. La ciudad holandesa posee otro tipo de espacio museísticos que ofrecen una mirada distinta de esa explosión cultural que reina en cada rincón de la capital. Un buen ejemplo es la Casa de Ana Frank, uno de los museos más visitados de Ámsterdam y donde esta niña se escondió de las tropas nazis y escribió su emocionante diario. Sin duda, un lugar que invita a la reflexión y que pone las emociones a flor de piel.
El Museo de la Ciencia NEMO es perfecto para ir con niños, ya que gran parte de sus estancias están diseñadas para que los más pequeños se acerquen a esta disciplina de una forma didáctica y divertida. Otro museo para visitar en familia es el de la Casa Flotante, ubicado muy cerquita del de Ana Frank. En él se puede comprobar cómo viven algunos ciudadanos de Ámsterdam, que han renunciado estar en una casa de las toda la vida, por un barco que cuenta con todas las comodidades. Además, hay una zona de juegos para los niños. No se puede pedir más.
Recomendamos

Los planes más originales de Londres
Una ruta por la historia de Berlín
10 actividades al alojarse en hoteles familiares en Madrid
De tapeo por Sevilla
Bilbao: turismo en 24 horas
5 razones para visitar Valladolid
Un hotel moderno en Madrid con Gourmet Bar: Novotel Madrid Sanchinarro



Compartir per Email Compartir en Twitter Compartir en Facebook
shtml" class="btn btn-border uppercase btn-effect" data-xiti="content::article::othercontents&f1=[article]&f2=[article_]&f3=[v2418]"> Más información

Hoteles cercanos